Siervos de Maria

 

LA CONTEMPLACIÓN ACTIVA


Como hijos de Dios nuestra misión es la plenitud, misión que se debe lograr con la divinidad, con la contemplación activa que nos lleva abrazar el paso día a día degustando y desarrollando la inteligencia espiritual para lograr entender y aprovechar el diario vivir.

EUCARISTÍA:

Es el milagro de amor más precioso, perfecto y profundo que Dios Padre a través de su hijo amado nos ha entregado para que revivamos cada instante una pasión viva de amor.
• La Sagrada Eucaristía: es alimento fundamental de nuestro ser para lograr descubrir a un Jesús vivo dentro de cada uno y así con El junto con María Madre lograr caminar sobre las huellas de amor,perdón y misericordia. 
• La Sagrada Eucaristía: nos alimenta, profundiza y hace que JESÚS viva en nosotros saboreando la resurrección a través de cada hermano.

CONFESIÓN:

Es un encuentro para identificar y reconocer aquello que causa tanto dolor en el corazón. En la humildad recibiendo la unción sacramental de amor con el verdadero perdón y reconciliación, llega a cada uno la enmienda con el hermano.
• La confesión: Nos levantamos de la caída porque hemos reconocido. Somos sanados y liberados. Te da una verdadera sonrisa.
 La confesión: Es la verdadera decisión para que el diario vivir se convierta en una buena acción.
• La confesión: es un acto de humildad que te mantiene en obediencia por el camino del amor.

SANTO ROSARIO:

Orar el santo rosario es aprender de la dulzura ternura y la suavidad de María como decisión de un SI profundo para tener de Ella su humildad, sencillez, prudencia y paciencia en nuestro diario caminar, logrando la obediencia para llegar a Jesús. 

• El Santo Rosario me lleva a ser oración.
• El Santo Rosario me lleva a descubrir el aroma de mi Madre.
•El Santo Rosario me hace permanecer en el jardín de mi Madre.
• El Santo Rosario me lleva a ser perseverante en el camino de Jesús.

VISITA AL SANTÍSIMO 

Es un encuentro íntimo con Jesús Sacramentado donde logramos descubrir un Jesús amigo que penetra en el corazón como nosotros dentro de Él. Es ahí donde en la pequeñez del sentir podemos conversar con Él.
• En el Santísimo: día a día descubrimos Su infinito amor.
• En el Santísimo: El silencio me permite escucharnos para lograr un hermoso diálogo con EL.
• En el Santísimo no estoy sólo….
• En el Santísimo aprendo a ser custodia de amor.

LECTURA DE LAS SAGRADAS ESCRITURAS:

Leer las sagradas escrituras es un tesoro. Es una verdad que proviene del Padre para nuestra formación en el corazón de Jesús para ser evangelio viviente enriqueciéndonos en un conocimiento vivo del espíritu Santo
para la comprensión mayor de la divinidad en nuestro vivir.
• La Biblia: Es la única formación que se tiene para descubrir la
divinidad en nuestro ser.

• La Biblia: Son signo de formación y crecimiento de Jesús con María.

• La Biblia: Es orden en mi caminar y me orienta a vivir en su divina
voluntad.

QUE NUNCA SE NOS OLVIDE QUE LA CONTEMPLACIÓN ACTIVA ES HOY Y YA ¡!!!